domingo, 14 de abril de 2013

Pon un microsello (discográfico) en tu vida (I)


Conocí a Discosdelrollo hace poco tiempo, fue las Navidades pasadas. Alguien anunciaba la salida de Unos Pocos Copos, recopilatorio de canciones dedicadas a las mencionadas fiestas en una edición limitada de 100 copias. Entre los participantes estaban Hazte Lapón, Raúl Querido y La Familia Del Árbol, proyectos a los que me gusta seguir, así que tocaba investigar. Y me encontré con ediciones de gran belleza, artworks singulares y muy cuidados. Ojos como platos. Además tuvieron la genial idea de publicar en facebook la exquisitez que aportó Arnau Cintas al recopilatorio navideño. Orejas como platos. Y ya lo tuve claro, hay que seguir de cerca a Discosdelrollo, y en eso estoy. Al frente del sello están Félix Garcia y Ronda Madera, repartiéndose el trabajo y aunando sus ilusiones. Ellos han contestado a nuestro cuestionario.

Cuéntennos un recuerdo musical de la infancia o adolescencia.
Ronda recuerda los VHS que montaba su padre con imágenes de los veranos en el Aqualand y la música de “A kind of magic” de Queen. Eran tiempos de fines de semana con la familia y viajes en coche oyendo a “No me pises que llevo chanclas”. La infancia de Félix estuvo influenciada por la adolescencia de su hermana. La Banda Sonora Original de “El guardaespaldas” y el Boom 6 marcaron el resto de su vida.

¿Cuál fue el primer disco que compraron?
Félix invirtió sus ahorros en la compra de Jagged Little Pill de Alanis Morissette, Canadá existe. Ronda recibía periódicamente con ansia el boletín Discoplay y junto a su hermano compró algunos cd´s de Oasis y The Verve. Sí, ambos tuvimos también la cinta de Spice Girls.

Ronda creando
¿Qué impulsa a crear un sello discográfico tal y como están las cosas?
Nos empuja la necesidad de crear y de dar difusión a las creaciones de otros. Nos encanta la música, las artes gráficas y plásticas, la fotografía...Con Discosdelrollo ponemos en práctica todas esas inquietudes con un único (y bonito) fin. Sabemos que editar CD´s en pleno siglo XXI es ir contracorriente, pero siempre fuimos muy salmones.

¿A qué clase de personas se le ocurre crearlo?
Detrás de Discosdelrollo estamos Félix García y Ronda Madera. Jóvenes gaditanos supervivientes de la generación ni-ni en la capital europea del paro. Maestros de primaria especializados en audición y lenguaje de profesión y consumidores habituales de música en vivo y en formato físico. Mentalmente inquietos y moralmente definidos.

¿Qué les inspiró a la hora de crear el sello?
Nos inspiró quizás la moda del DIY (hazlo tu mismo) y el Low Cost. Sabíamos que llevando estas tendencias a la música íbamos a aportar algo distinto y beneficioso para el público y los músicos.




¿Por qué se llama Discosdelrollo?
El concepto “discos del rollo” surgió como un chispazo simultáneamente a la aparición de la idea, así que no podíamos concebir que ninguna otra palabra pusiera nombre al proyecto. Sabíamos que queríamos editar discos de nuestro “rollo”, sin fijarnos en etiquetas o estilos, y que al terminar la fabricación nos sintiéramos orgullosos de que llevara nuestro sello. Quitamos los espacios por cuestiones estéticas y ya lo teníamos. Sonoro, conciso y con significado.

¿Qué hace a su sello único? ¿Qué lo caracteriza?
Nuestra gran baza es la exclusividad a precio más que razonable. Fabricamos a mano una a una cada copia y las diseñamos para que difieran de los formatos habituales (Jewelcase o Digipack). Así, hacerte con un Discosdelrollo, es hacerte con una pequeña obra de arte por lo que se ve y también por lo que suena. Actualmente, nuestros precios van desde los 5€ y no sobrepasan los 10€ la unidad. Luchamos porque la música sea mucho más accesible, entendemos porqué la gente no compra los CD´s de siempre a 18€. El CD no está acabado, aún puede ser útil, pero no a cualquier precio ni de cualquier forma.

Félix estrenando gafas
¿Cuántas horas de trabajo le echan al sello semanalmente?
Sufrimos las consecuencias de dedicarnos a una labor que depende mucho de golpes de inspiración, por ello no podemos ponernos horarios. Así que, además de las horas de fabricación artesanal (que suelen ser en horario nocturno), a lo largo del día aprovechamos cualquier momento para contestar y redactar correos electrónicos, enviar discos, escribir notas de prensa, editar fotografías y subirlas a las redes sociales y, como no, para apuntar las ideas que nos surjan y dibujar bocetos para diseños
futuros. Este, como muchos otros, no es un trabajo que pueda ser pagado por las horas de empleo. Quizás, por la misma razón, los éxitos y los fracasos son más dulces y amargos.

¿Da beneficios económicos?
Sí. Si el balance fuese negativo y nosotros persistiéramos nos habríamos convertido en unos emprendedores yonkis, esos que se embarcan en proyectos abocados al fracaso, y aunque la música nos parece una forma de perder el dinero muy digna (un poco menos que el bingo, las donaciones al a
iglesia o las peleas de gallos) no está la cosa como para hacerse el kamikaze. Lo que si que hacemos es reinvertir las pequeñas ganancias en el propio proyecto para así mejorar progresivamente y que pueda llegar el día en que vivir de esto no sea tan remoto. Existen jóvenes empresarios peores que
los “yonkis” de los que hablabamos, los que se estancan.

¿Cuáles son las satisfacciones que da?
Tenemos la suerte de, casi a diario, sembrar lo que recogemos. Pequeñas satisfacciones como cada “me gusta” en Facebook o grandes satisfacciones como cuando llega algún pedido u organizamos algún concierto y vemos que la gente asiste. También sacaremos pecho un par de días al responder esta entrevista. Los que nunca hemos sido entrevistados por Jesús Quintero nos conformamos con estas cositas.



¿Han sufrido decepciones?
Algunas, no demasiado importantes. Estaríamos mintiendo si dijésemos que en el mundo de la música existen tantas personas ingratas como en el resto de los sectores. Este sector supera a la media. Egos, sustancias dopantes y supervivencia (hay para quien esto es su profesión) hacen que muchos se conviertan en brokers de la bolsa vestidos con pinta de Mari la de Chambao y la inestabilidad mental de Carmina Ordóñez. Una mezcla explosiva que hay que aprender a identificar y esquivar o te llevaras malas experiencias.

¿Qué darían por ganarse la vida con esto?
Daríamos lo que tenemos, lo mismo que damos ahora. Seguiremos en constante movimiento, es la única forma de atraer a la suerte.

¿Ser minoritario es una obligación o un placer? ¿Es una decisión voluntaria u obligatoria?
Detergente Líquido, el último Discodelrollo
Somos minoritarios por convicción y por justicia. Quedan muchas muchas bandas y solistas aún por descubrir. Puede que su sonido en este momento no sea el mejor pero se percibe en ellos un gran potencial y aún están por darnos lo mejor de sus carreras. Esa es la música que nos interesa hoy en día. De la escena actual, de los que están en más de cinco festivales al año, pocos nos apasionan.

Formatos favoritos a la hora de editar.
Hasta ahora editamos en CD porque es lo más cómodo y barato a la hora de hacer las copias y esto repercute en el precio final. También, aunque vuelvan a estar de moda los cassettes y vinilos, todos tenemos en casa un reproductor de CD. Pero no descartamos explorar otros formatos dentro de poco. Vaticinamos la vuelta del disco de pizarra.

Discos favoritos que han editado.
Nos vamos a mojar, pero no mucho. Nuestra primera referencia, “Descarga Independiente” que es un recopilatorio en el que se encontraban temas de lo más selecto del panorama alternativo gaditano. Recordamos con una gran sonrisa los primeros correos que les enviamos a las bandas explicándoles qué íbamos a hacer, la buena acogida que tuvo y, a toro pasado, nos sirvió para conocer a mucha gente interesantísima con la que ahora tenemos una buena amistad.



¿Qué tiene la música?
Los efectos que causa la escucha de música son instantáneos. Todos sabemos a que canción debemos recurrir para cambiar nuestro estado de ánimo o acentuarlo. Por otra parte, como los autores crean miles de canciones cada día, todos los melómanos seguimos buscando el tema perfecto, la ideal conjunción entre letra y música para que se convierta en la canción de nuestra vida...o nuestro día.
Puede que en la necesidad que nos crea radique el poder de la música y, por consiguiente, el poder de esta como negocio.

¿A qué sello le hacemos la siguiente entrevista?
Os recomendaríamos a Mama Vynila Records, forman parte de la nueva ola de sellos independientes y creemos que tienen mucho que aportar.

Toda la información del sello aquí y las compras aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada