lunes, 11 de noviembre de 2013

Pon un microsello (discográfico) en tu vida (XXII)


Conocí a Alta Intensidaz cuando leí la última pregunta de la entrevista que le hicimos a Jose de Afeite Al Perro en esta misma sección. Los señalaba como los siguientes. Tocaba investigar un poco, en discogs aparecían algunas de sus referencias. Mierda, Cisma, Angry Mob, Nietos De Puta, Ciegos Por Odio... "esto va a ser punk de sonido horripilante en cintas cutronas" pensé. Casualmente, a los pocos días por facebook alguien fotografiaba una cinta de H.H.H. llamada Solidhardcore, y decía que Alta Intensidaz la acababa de reeditar. Los H.H.H., tan grandes que hasta yo, que en los 80 y 90 no me interesé nunca por el hardcore, los conocía.
Esto me cambió el humor y escribí al sello ya con otro ánimo, le pedí unas cuantas cintas y cual fue mi sorpresa. Cintas con un artwork tremendo, que sí, que recordaban a aquellas maquetas de los ochenta donde la portada era un folio fotocopiado que se doblaba una y otra vez, lleno de información, las letras, fotos y no sé cuantas cosas más. Pues algo así, pero muy bien hecho. En lo que no me equivoqué fue en que iba a ser punk, pero punk del bueno, con letras inteligentes, punk de lucha, punk comprometido, punk que se aleja de lo que parece la tendencia actual de hablar de cadáveres, historias macabras o escatológicas y otras cosas que no pasan de graciosas. Las cintas de Alta Intensidaz están llenas de compromiso, de política y de rabia. Una delicia. Y después está la cinta de Miguel, que es todo, de escucha obligada para la humanidad.
Además me encontré con Teodoro Hernández, un tipo que, en los correos que hemos intercambiado, me parece muy buena gente, amable, generoso, y con ganas de compartir experiencias. Coherente y hasta buen conversador, cuando habla de lo que le gusta. Hoy es un placer tenerlo aquí contestando a nuestras preguntas.

Cuéntanos un recuerdo musical de la infancia o adolescencia.
Demasiados para elegir solo uno: Compartir música con amigos todo el tiempo era nuestra actividad favorita, música punk, nos grabábamos mutuamente cintas variadas con descubrimientos maqueteros y de discos viejos y nuevos. En nuestro pueblo no había lugares donde ir y estábamos en una cueva asquerosa con radiocassette y punk sonando, cuando nos echaban de las cuevas estábamos en la calle, escuchando el radiocassette. Cuando estábamos en el instituto de FP hicimos “La gente del wáter” y el radiocassette de nuevo sonaba con punk en el wáter, si ibas a mear escuchabas música de protesta, ese era nuestro lugar. Siempre había alguien en la cuadrilla con alguna cinta de punk en el bolsillo, entrabamos en los billares del pueblo y dábamos la vara hasta que nos la ponían. Hemos bailado pogo en muchos espacios donde no se esperaba que eso ocurriera.

La cara de Alta Intensidaz
¿Cuál fue el primer disco que compraste?
Yo solo compraba cintas, pues mis padres no tenían tocadiscos en casa, pero cuando ví el “Jódete” de MCD con el poster, los inserts y esa portada tan genial lo compré, me lo grabé en cinta en casa de mi tío y continué comprando discos. Años más tarde tuve mi propio tocadiscos.

¿Qué motivaciones, influencias e inspiraciones reconocen en Alta Intensidaz Tapes?
El punk más cerdo, anarquista, despreciable e inadaptado. Toda la escena maquetera ibérica de los 80, junto con sellos como Agg tapes, Kloak Anti Estudio, Xcentric Noise tapes, TDT, Cintas TSR....

¿Qué te impulsó a crear un sello discográfico tal y como están las cosas?
15 años antes de Alta Intensidaz estaba con “En las ramas pollos hay”, mi primer sello de cintas. Entre otras muchas referencias edité una cassette de Mierda en 1995. En el 2010 los Becerra me envían otra grabación de Mierda que me enamora, vivía en Brighton, cobraba en libras y tenía fácil acceso a una fábrica de cintas junto con el mejor espacio colectivo para hacer fotocopias del mundo, era el momento de una nueva fechoría sonora.

¿A qué clase de personas se le ocurre crearlo?
A un inadaptado social.



¿Por qué se llama Alta Intensidaz Tapes?
Porque la intensidad es una característica propia, es la fuerza con la que me manifiesto en mis relaciones personales, es la expresión del ruido que edito y que toco, es la forma en la que entreno, y entre otras muchas cosas, una unidad eléctrica, algo que estudio, he trabajado y me interesa.

¿Cuántas horas de trabajo le echan al sello semanalmente?
Las entrañas de Alta Intensidaz
Ni idea, el sello no es trabajo, es un placer, lo que me apetece.

¿Da beneficios económicos?
Nunca, solo pérdidas, no pasa nada, es música punk.

¿Cuáles son las satisfacciones que da?
Tener una relación horizontal, amistosa, bonita en muchos sentidos con gente excepcional. Y descubrir que de repente una banda muy muy mierdosa empieza a interesar a alguien más que nuestro pequeño círculo de amigxs.

¿Has sufrido decepciones?
Hay gente que me hubiera gustado no haber conocido nunca.



¿Qué darías por ganarte la vida con esto?
Editar cintas y tocar punk es una de mis formas de expresión, no puedo ni quiero vivir de esto.

¿Qué tiene la música para ti, para que le dediques tu esfuerzo, tu tiempo?
Emoción salvaje que tengo el deber moral de compartir por toda la fuerza y regalos que me ha dado y da.

¿Ser minoritario es una obligación o un placer? ¿Es una decisión voluntaria u obligatoria?
Me encantaría que una gran masa de gente (pero no “la masa”) escuchara voluntariamente música idealista, subterránea con mucho que expresar y no productos.

La piel de Alta Intensidaz
Como consumidor de música, ¿cuál es el formato físico que más te llena?. Ya desde el nombre la apuesta parece clara por las cintas, ¿descartas los demás formatos?
Estaba a punto de escribir que no soy un consumidor, pero me tendría que tragar mis palabras, dejémoslo ahí.
Lo que más me gusta actualmente son las cintas, reconozco que cada vez su edición es más mayor, pero hace unos poquitos años casi todo lo que se editaba en cassette dentro del punk era muy bueno. Ahora las cintas que me gustan y satisfacen se pierden en un mar de otras ediciones que no me interesan. Igualmente pienso que es un buen momento para las cintas, es un formato barato, bonito, preciosamente “obsoleto”, cálido y en el que puede incluir una gran cantidad de música sin miedo.
También me gustan los discos de vinilo, pero cada vez hay más ediciones apestosas que no conmueven a nadie. Los CD´s hechos con cariño cada vez los respeto más, pero me parecen muy perecederos.

Grabaciones favoritas que has editado.
Todas las cintas de Alta Intensidaz son realmente especiales para mí. Algunas por ser de viejos amigos y gente con la que he aprendido mucho, otras por ser bandas en las que he tocado y otras por tener el crudo hardcore punk más salvaje de los últimos años.



Por experiencia, quien tiene un sello, también desarrolla otras actividades artísticas y relacionadas con la música interesantes. Cuéntanos  todas esas otras cosas que haces como músico, dibujante...
Hago un fanzine llamado Miguel, con textos y dibujos… No soy músico (cualquiera que me vea empuñar un instrumento lo sabe) pero toco en bandas punk, ahora no hay ninguna empezando o continuando fuerte, por ahora solo un proyecto muy debil en el pueblo. Pero con Firmeza 10 volvemos a tocar el 23 de Noviembre.
También estoy intentando gestionar mi vida serigrafiando encargos, pues llevo ya demasiado tiempo desempleado y se acaba el paro.

¿A qué sello le hacemos la siguiente entrevista?
Cintes Podrides, sin ellos no hay luz.

Puedes saber más cosas de Alta Intensidaz Tapes y de las otras actividades que desarrolla Teodoro aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada