lunes, 14 de julio de 2014

Pon un microsello (discográfico) en tu vida (LIV)


Fue Arnau Cintas quien me dijo que su primera grabación saldría con Luscinia Discos. A mi me sonó a chino, pensé que lo había escrito mal, nunca había oído ese nombre y después de cerciorarme que sí existía, lo primero que pensé fue "¿dónde se va a meter este hombre?".
Una primera inspección en su web me dejó un poco extrañado, nada de lo que había me sonaba, clasificaban sus referencias por estilos, "canción", "electroacústica" y "electrónica" eran las más frecuentes, y la idea con la que me quedé fue de que aquello era un cajón de sastre, o más bien desastroso.
Pasó el tiempo y fue Alonso Urbanos quien me volvió a traer el nombre de Luscinia a la cabeza. Por facebook anunciaba que había realizado el diseño de Arenavirus, disco de Suero que editaría este sello, y poco después, que el Atomic Physics de Scumearth tendría edición en CD, editado antes en cinta por Bestiarie, también en esta etiqueta. Palabras mayores.
Otra vez me había equivocado, volviendo a indagar en Luscinia Discos, ahora de manera más seria, no tardé en darme cuenta de que en el catálogo de este sello se entremezclan músicas muy valiosas, arriesgadas, de diferentes sensibilidades y alto poder de fascinación. Músicos enormes, algunos con grandes trayectorias a sus espaldas, moviéndose por terrenos de los que yo alguna vez había oído hablar vagamente, pero que nunca había pisado. Por momentos muy lejos de palabras como indie o underground, revisar sus ediciones concienzudamente es abrir muchas puertas que después son imposibles de cerrar. Hagan la prueba.
Hoy Sarah, la artífice de este despertar, y quien pone todo este mundo a nuestro alcance, contesta a nuestras preguntas con palabras que son cariño y pasión por su trabajo. Solo nos queda darle las gracias por haberse pasado por aquí. Un placer.

Cuéntanos un recuerdo musical de la infancia o adolescencia.
En mi infancia, la emoción de poder hacer sonar un instrumento musical, el que fuera. Esto suponía una suerte de regalo.

¿Cuál fue el primer disco que compraste?
El primer disco que adquirí con unos ahorrillos fue un CD con obras de Antonio de Cabezón interpretadas al órgano. Tendría 13 años. Me gustaba escuchar música del pasado, más o menos lejano, porque me daba pie a dejar volar mi imaginación y fantasear sobre el transcurrir del tiempo, la vida, la evolución y las revoluciones...

Sobre la mesa.
¿Qué motivaciones, influencias e inspiraciones reconoces en Luscinia Discos?
Mi afán es reunir y defender músicas dispares que me realicen, haciéndolas convivir a la vez que las confronto, a sabiendas de que esto último puede dificultar mucho el seguimiento de los oyentes que se acercan al sello. Me interesa crear contrastes estéticos, sensitivos, conceptuales... Creo que hay en mi planteamiento una voluntad de dar a entender que el mundo de la música y los sonidos es ilimitado, y tan rico como la diversidad socio-cultural y el pensamiento humano. Por supuesto, no abarco toda la multiplicidad que esto conlleva, ni es mi pretensión hacerlo, pero algo extraído de este conjunto de ideas es lo que define la línea –o la esfera– del catálogo. Debo resaltar, además, que siempre me ha inspirado mucho el trabajo que realizan otros microsellos, como estos que tienes en tu lista, donde lo que cuenta es el amor por la música y la difusión de propuestas apasionantes, así como el hacer del disco un objeto atractivo o especial.

¿Qué te impulsó a crear un sello discográfico tal y como están las cosas?
Un impulso primario, una necesidad, como superar una pobreza, lo que en el fondo se ha convertido en una forma de creatividad para mí. Desde siempre he sentido fascinación por los discos. Me maravillaba que pudieran salir músicas complejas o profundas emociones de ese objeto plano que daba vueltas, y siempre pensé que era algo bonito dedicarse a construir o crear este tipo de productos. Esto, sumado a un anhelo por implicarme en la música del presente, me animó a trazar un camino en la edición discográfica. No me influye mucho que el panorama de ventas esté como esté, porque la pasión va por encima, e intento adaptarme a la poca demanda haciendo tiradas pequeñas: todo lo que sea –dentro de mis márgenes– para no tener que abandonar una actividad que me llena tanto. Sin duda me ayuda mucho el propio interés de los autores.

¿A qué clase de persona se le ocurre crearlo?
Un sello planteado a la manera de Luscinia puede que se le ocurra a una persona soñadora y, a su manera, constructiva... Alguna vez me han dicho, refiriéndose a esta labor, que soy ambiciosa y valiente. Pero no me identifico mucho con estos dos calificativos.



¿Por qué se llama Luscinia Discos?
Me gustó el nombre de Luscinia por su significado y sonoridad. ‘Luscinia’ es el apelativo científico del género que clasifica diversas especies de ruiseñores. Aludir, de algún modo, a ‘ruiseñores’ me pareció una buena manera de avanzar en la línea que había emprendido con mis proyectos anteriores: ‘Ruidismo’ (webzine, 2004-2005) y ‘Ruidemos’ (netlabel, 2005-2010). Y es que el término ‘ruiseñores’ se me manifestaba también con el sugerente sentido de ‘los señores del ruido’. Finalmente fue la versión latina (Luscinia), donde percibía una resonancia más dulce, melódica y aflautada, la que se impuso.

¿Cuántas horas de trabajo le echas al sello semanalmente?
Muchas... Es la actividad que se lleva más horas de mi tiempo ‘libre’. No sólo se trata de horas de trabajo activo (audiciones, diseños, montajes, sitio web, cartas, envíos...), sino también de espacios para la reflexión, que te puede asaltar en cualquier momento. Realmente, tengo la mente y las manos muy ocupadas en todo esto cada día.

Luscinia en discos.
¿Te reporta algún beneficio económico?
No, no hay cabida para el beneficio. A veces es algo que no se entiende bien, porque solemos pensar que la condición primera de una discográfica es ganar dinero.

¿Cuáles son las satisfacciones que da?
La satisfacción de poner en valor una selección de trabajos sonoros que a mí personalmente me llenan mucho; también, la idea de estar construyendo algo; y, por supuesto, conocer más de cerca a la persona que hay en cada artista.

¿Has sufrido decepciones?
Aparte de las decepciones originadas por mis propios errores, he sufrido malos tragos derivados de la precipitación y la presión que supone el compromiso de cumplir, en ocasiones, con unas fechas. La experiencia me ha enseñado que mi ritmo de trabajo es lento por naturaleza, y que necesita extenderse en el tiempo. He observado que, cuando no puede desenvolverse de esta manera, no fluye bien o no me da mucha satisfacción.

¿Te gustaría ganarte la vida con esto?
No lo voy buscando ni lo veo posible. Probablemente tendría que entrar en unos circuitos que para nada me interesan y más bien me ahuyentan.



¿Qué tiene la música para ti, para que le dediques tu esfuerzo, tu tiempo?
Me comunica muchísimo, me reconforta, me procura plenitud... Por eso, me hace feliz respaldar de la mejor manera que puedo (con la edición discográfica) a artistas contemporáneos comprometidos con el sonido y el mensaje.

¿Te gustaría que la repercusión del sello fuese mayor, o estás más cómoda así?
Estoy muy contenta con el alcance que está teniendo el sello, y agradezco inmensamente el apoyo que recibo de artistas, oyentes y críticos. Pero, como es lógico, desearía que el reconocimiento público de los autores y sus trabajos fuera aún mayor. Esto requiere una incesante tarea de apuesta y promoción.

Como consumidora de música, ¿cuál es el formato físico que más te llena? Por lo que he visto, las ediciones de Luscinia son en CD, ¿te tienta el vinilo? ¿Hasta qué punto el formato es importante para ti?
Luscinia en cajas.
Como consumidora de música, los formatos que más me tiran son el CD y el miniCD. En mi infancia crecí y disfruté con los vinilos, y ahora no puedo dejar de apreciarlos como un testimonio del pasado. Lo que espero realmente de los soportes (esos objetos que tienen la interesante propiedad de definir puntos de referencia que afectan a diferentes sentidos y dimensiones, a partir de la puesta en relieve de una obra artístico-musical) es que no acaben por perderse, pues creo que juegan un papel importante en la manera de relacionarnos con la obra.

Alguna grabación editada a la que le tengas especial cariño.
Con todas he tenido vivencias intensas, por razones varias. Hoy, si de una me arrebata muchísimo la música, de otra lo hará además el diseño, y de otra la conexión con el artista... En todos los casos, los autores (sonoros y gráficos) han sido maestros para mí. Y eso me produce mucha ternura siempre.

¿Tienes alguna exclusiva para darnos? Cuéntanos algo de los planes de futuro.
Próximamente publicaré el primer volumen de lo que perfilo como una serie antológica, es decir, una colección de compilaciones. Además, están en preparación discos de géneros, estilos y procedencias diversas: improvisación, electroacústica, cyberpunk, un cuentacuentos incluso, de España, Italia, Japón... Y espero con mucha ilusión que, al fin este verano, pueda ver la luz un disco de Dorje (proyecto paralelo de VRILnoise) que lleva años en el aire.

¿Qué más hace Luscinia además de editar discos?
Distribuye discos editados por otros sellos o autoeditados, además de DVD, fanzines y libros.



Normalmente casi todas las personas que he conocido que han creado un sello andan metidos en otras actividades artísticas y relacionadas con la música. ¿Algo que contarnos?
Soy profesora de Música en Secundaria, y me interesan mucho las artes plásticas. De hecho, participo de lleno en la confección de algunos diseños para el sello. Cuando puedo practico el dibujo y la fotografía, por simple placer.

¿A qué sello le hacemos la siguiente entrevista?
Tras repasar la lista de entrevistas ya realizadas, se me ocurren unos cuantos sellos que publican en físico y sobre los que, de igual modo, sería interesante leer: el rumano-alemán Essentia Mundi, el belga ini.itu y los españoles Sinkro Records, conv, Nueni Recs, Clamshell Records, La Olla Expréss y Mantricum. ¡Me gusta ver que estamos muchos en esto! ¡Y felicitaciones a Música De Andar Por Casa por esta valiosísima iniciativa de reunirnos!

Puedes saber más de Luscinia Discos y seguir sus novedades aquí, y escuchar algunas muestras de sus ediciones aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada