lunes, 26 de mayo de 2014

Pon un microsello (discográfico) en tu vida (XLVII)


Discos De Perfil daba sus primeras señales de vida en el verano de 2013, o al menos fue por esas fechas cuando yo me enteré que cobraba vida este proyecto. Pronto anunciaban las que iban a ser sus dos primeras referencias, el debut de Teletexto y el primer largo de Mox Nox, que ya contaban con un single editado por Polze De La Mort. A la vez dejaban claras sus intenciones, cada una de sus referencias se editaría en disco de vinilo con una tirada de 300 copias.
Entre septiembre y octubre ya estaban en la calle, y aunque no se ha dado la ocasión de tener ninguno de estos dos discos en mi mano, sí quedé maravillado por el artwork del de Teletexto, mano a mano entre Clara Iris Ramos y Mik Baro. Abrimos un breve paréntesis para recomendarles el trabajo de estos dos grandes artistas.
En diciembre, antes de la llegada de este 2014, ya estaban en la calle sus dos siguientes ediciones, Inagotable Suministro de Capaje y la reedición de La Orfebrería Según Los Místicos de Maronda, este último en vinilo de color azul. Hasta ahora, estas son sus cuatro referencias.
Según me cuentan funcionan como una cooperativa en la que participan los integrantes de los grupos junto con otras tres personas más. Una de ellas, Eduardo Guillot, contesta a nuestras preguntas. Un lujo y un placer para este blog contar con sus respuestas. Ya sólo nos queda dar nuestro mas sincero agradecimiento a él y a todos los integrantes de Discos De Perfil por pasarse por aquí y dejarles con sus palabras.

Cuéntanos un recuerdo musical de la infancia o adolescencia.
Aguantar atentamente con los dedos en el "play" y el "rec" del radiocasete a la espera de que en la radio anunciaran una canción interesante. Empezar a frecuentar pequeños garitos de conciertos y descubrir que existía una realidad paralela. Descubrir que tu padre no es cool y que la mayoría de su discoteca se limita a Víctor y Ana, zarzuela y algo de Los Relámpagos. Volverse loco al ir a una tienda con un presupuesto tan escaso que te obliga a llevarte solo uno de los cinco discos que te gustaría comprar. Invertir en cintas para que alguien te grabe los otros cuatro...

¿Cuál fue el primer disco que compraste?
El single "Lili Marleen", de Interterror. Ni siquiera tenía tocadiscos, pero en la radio dijeron que era una edición limitada y se agotaría pronto.

Maronda
¿Qué motivaciones, influencias e inspiraciones reconocen en Discos De Perfil?
Desde el principio acordamos que nuestro modelo era Tony Wilson, el tipo que montó Factory Records, pero también se dedicaba a otros menesteres. Sin contratos con las bandas y haciendo las cosas por puro placer. Descubrió un montón de música estupenda, pero le fue fatal. En esas estamos nosotros también.

¿Qué les impulsó a crear un sello discográfico tal y como están las cosas?
Comprobar que grupos que nos gustaban mucho no podían editar sus canciones tenían que conformarse con subir las canciones a un bandcamp. Somos fetichistas, nos gusta el formato físico, y especialmente el vinilo (no editamos CD), así que nos informamos del coste de sacar LPs y vimos que era asumible.

¿A qué clase de personas se les ocurre crearlo?
Pues a personas que no se dedican a este negocio (o lo que queda de él) y que, por tanto, no piensan en los posibles beneficios económicos. Como dijo Calvin Johnson, otro de nuestro héroes, "hay muchas formas de medir el éxito además de usar la calculadora".



¿Por qué se llama Discos De Perfil?
Es un homenaje a la magnífica novela "De perfil", del escritor mexicano José Agustín. Inexplicablemente inédita en España, pertenece a la "literatura de la onda", corriente que puede considerarse el equivalente mexicano de la generación beat.

¿Cuántas horas de trabajo le echan al sello semanalmente?
Las justas. Hacemos otras cosas y esto es un hobby. Aunque, si contamos las que le echan los grupos (ensayando, saliendo de gira, grabando, etc.) son muchas. Y deberíamos contarlas porque, insistimos, el trabajo se desarrolla hombro con hombro con ellos. Solo somos un medio (económico) para que ellos lleguen a su fin (artístico).

Mox Nox
¿Les reporta algún beneficio económico?
Hasta ahora, ninguno. Pero desde el principio sabíamos que poníamos en marcha el proyecto para asumir las pérdidas, que tampoco son cuantiosas, porque la inversión, tarde o temprano, acaba por recuperarse..

¿Cuáles son las satisfacciones que da?
Que llegue el transportista con las cajas, abrirlas y palpar el vinilo es una sensación adictiva. Ponerlo en el plato y escucharlo, más aún. Y llamar a los músicos para decirles que el material ha llegado es indescriptible. Nos conformamos con poco.

¿Han sufrido decepciones?
Cuando no se tienen expectativas, es difícil sentirse decepcionado. No negaremos que pensamos que nuestros discos son maravillosos y que merecerían mayor eco mediático, pero que no ocurra no es una decepción, sino la constatación de cómo funcionan las cosas en España. Lo asumimos sin problemas, porque tampoco es nuestra aspiración jugar en esa liga. En la periferia se está muy bien.

¿Les gustaría ganarse la vida con esto?
A los grupos, sin duda. A los demás implicados, la verdad es que no.



¿Qué tiene la música para ustedes, para que le dediquen su esfuerzo, su tiempo?
Pues que nos gusta mucho, tanto como los libros o las películas. Pero eso de que salva vidas y cambia el mundo es una patraña, aunque resulte muy literario.

¿Les gustaría que la repercusión del sello fuese mayor, o están más cómodos así?
Si fuese mayor, tendríamos que delegar en otras personas, podría convertirse en un negocio y el espíritu amateur que lo impulsa se perdería. Nos encantaría que ocurriera, pero pondríamos el proyecto en otras manos y nos limitaríamos a disfrutar los discos de los grupos cuando se editaran.

Teletexto
Como consumidores de música, ¿cuál es el formato físico que más les llena? Por ahora todas las ediciones del sello han sido en vinilo, ¿tienen la intención de que siempre sea así?, ¿hasta que punto el formato es importante para ustedes?
El formato es fundamental. Sacamos trescientas copias en vinilo, es nuestra filosofía. Alguno de los grupos ha editado CDs caseros por su cuenta, y nos parece perfecto. De hecho, los discos se pueden escuchar completos en los bandcamps de cada banda, pero nosotros abogamos por el LP clásico.

Alguna grabación editada a la que le tengan especial cariño.
De momento, contamos con muy pocas referencias, así que repartimos nuestro cariño por igual. Quizá el álbum de Teletexto, por ser el primero, y el único que hemos sacado sin coeditar, tenga una especial significación. Pero también fue un lujo que Maronda aceptara reeditar con nosotros, unirnos a Carmen Records para publicar el de Mox Nox o formar parte de la cooperativa independiente que ha sacado el de Capaje. Si podemos echar una mano, lo hacemos, como ha ocurrido con el recopilatorio Hits With Tits.

¿Tienen alguna exclusiva para darnos?, cuéntennos algo de los planes de futuro.
El plan inmediato de futuro es vender los discos que tenemos y tratar de recuperar la inversión. Nos llega constantemente material interesante, pero es imposible dar salida a todo. En nuestro caso, es fundamental que los grupos toquen en directo, porque no trabajamos con distribuidoras al uso y la mayoría de discos se venden en los conciertos. Pero no nos quejamos, la experiencia nos está demostrando que hay público interesado. No en las cantidades desorbitadas de antaño, pero los discos todavía se venden.



Normalmente casi todas las personas que he conocido que han creado un sello andan metidos en otras actividades artísticas y relacionadas con la música. ¿Algo que contarnos?
Soy periodista cultural y llevo 25 años escribiendo de música, por eso mantengo relación con muchos músicos y ha sido fácil poner el sello en marcha. Tampoco es nada especial. A finales de los años ochenta ya formé parte de NOSE (Nueva Oleada de Sonidos del Este), una iniciativa para editar EPs a banda valencianas de la época en la que, como ahora, funcionábamos en modo cooperativo, y que incluía gente de medios alternativos, músicos y otros aficionados. No hemos inventado nada.

¿A qué sello le hacemos la siguiente entrevista?
A Burka For Everybody. Seres humanos excepcionales y con un excelente gusto musical.

Puedes saber mas de Discos De Perfil y comprar sus discos aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada