domingo, 21 de abril de 2013

Pon un microsello (discográfico) en tu vida (II)


Conocí a Truco Espárrago a través de la web Fungus Cerebri, muchas veces visité su página, pero no conocía nada de lo que había editado hasta el momento. Aun así había dos cosas que me gustaban mucho, que me hacían volver a su blog periódicamente. Una era que recuperaba grabaciones a las que consideraba que no se les había hecho justicia o que directamente no habían visto la luz en su día, y la otra, que la información que daba de cada una de sus ediciones era muy meticulosa. Ya me estaba picando el gusanillo y su décima referencia, Fasenuova "Ella Está Llena De Gracia", fue la excusa perfecta. Ya no me pude resistir, caí abducido por la mirada penetrante de su logo y por los sonidos que emitía tan extraño ser. Detrás del sello están David Von Rivers y su gata Mandi. Ellos contestan al cuestionario.

Cuéntanos un recuerdo musical de la infancia o adolescencia.
Me estoy acordando del primer ensayo del grupo de unos amigos, del que yo formaba parte, de alguna forma: Los Incorregibles Hijos del Zar. Llevaban/llevábamos muchos meses (y date cuenta de lo largo que se hace ese tiempo cuando eres adolescente) intentando dar vida a aquello, y de pronto, en una semana de marzo de 1997, ya había local, batería y bajo eléctrico. Y a las dos semanas, un repertorio de una veintena de temas de pura chatarra punk. Pero daba la sensación de que eran el mejor grupo del mundo, y que podían hacer cualquier cosa. No era así, claro, pero esa era la sensación. Y creo que se acrecentaba aún más porque nos sentíamos arropados e inmersos dentro de la cultura punk, el hazlo tu mismo.

¿Cuál fue el primer disco que compraste?
¿Será posible que no haya sido capaz de acordarme?

¿Qué impulsa a crear un sello discográfico tal y como están las cosas?
Mi primer pedido a Truco Espárrago
Si dejamos de hacer cosas creativas y de vivir nuestras vidas por tal y como están las cosas, malo. Eso nos convertiría en esclavos. Es cierto que la industria del disco está tocada de muerte y que eso de vender 5000 copias de un single en apenas un par de meses se ha acabado para siempre. Pero quien se mete ahora a montar un sello lo sabe. Y si no lo sabe, va a llevarse pronto un chasco muy muy doloroso, jajaja... Ahora, sin embargo, existe la posibilidad de hacerlo todo a un nivel más lúdico. Y siempre va a haber gente, por poca que sea, que valore los discos en su formato físico, sea cual este sea, y que vaya a darse un capricho más tarde o más temprano. De hecho, editar discos también es un capricho. Es por todo esto que a Truco Espárrago lo considero más un micro-sello o un proto-sello que un sello discográfico con todas las de la ley.

¿A qué clase de persona se le ocurre crearlo?
Lo que comparten las personas con sello que conozco es que tienen inquietud hacia la música y quieren ser algo más que meros espectadores o consumidores. En mi caso también influye el hecho de que soy incapaz de mantenerme inactivo. Necesito tener siempre algo entre manos.

¿Por qué se llama Truco Espárrago?
¡Premio! Pregunta cojonuda que muy poca gente me ha hecho. Es algo un poco difícil de explicar, es un humor muy privado. Es una especie de "mind trick", un pre-meme. Mi buen amigo Nacho bautizaba con el nombre de trucos a ciertas conductas. Un truco espárrago es cuando compras algo que no te gusta, pero dices que te gusta para no quedar mal. Le puse ese nombre al sello reconociendo la naturaleza suicida de mi empresa.



¿Cuántas horas de trabajo le echas al sello semanalmente?
Pues nunca me he parado a contabilizarlas, pero te puedo decir que es un trabajo diario, bien sea actualizando el blog, haciendo mailings, colgando novedades en Facebook, respondiendo emails, atendiendo pedidos, haciendo y enviando paquetes, preparando nuevas ediciones, diseñando, recopilando, escribiendo hojas de presentación... Cada día hago algo.

¿Da beneficios económicos?
JAJAJAJAJAJAAAAAAA... No, en serio: MUAJAJAJAJAJAJAJAAAAAA... Bueno, a decir verdad, como tengo cierto afán de superación personal, desde el principio me planteé un objetivo de eficacia, que es y era recuperar lo invertido. Nada más. Por eso trato de que los discos sean lo más baratos posible. Ya que hay poca gente que compre discos, y los que lo hacen son unos apasionados... ¿Por qué cargar tintas sobre ellos y hacerles pagar precios elevados? Y lo cierto es que el sello se va manteniendo. Pero nada más, vamos. ¡Y tampoco es mi intención!

Mandi vigilando el trabajo bien hecho
¿Cuáles son las satisfacciones que da?
Pues muchas, y a muchos niveles. La primera es convertir en objeto algo en lo que crees, a veces incluso más que sus propios creadores. Hay músicas increíbles por ahí que no las conoce nadie. Tener en las manos algo en lo que llevas meses trabajando es una satisfacción que solo la conoce el que la ha vivido. Luego está la de hacerlo llegar al público adecuado. Esto me preocupa mucho. No soy de los que venden los discos a su abuela porque, aunque la quiero mucho y ella a mí, sé de sobra que no los va a disfrutar y los va a tener ahí cogiendo polvo. Quiero que los discos que edito sean importantes para quien se hace con ellos. Y por último está la de hacer cosas con amigos. Porque sí, muchas de las cosas que edito las hacen amigos. Así que no hay nada mejor. Y luego hay cosas prácticamente indescriptibles, como tener a Amigos en tu casa cuando están de gira y compartir unos días estupendos con ellos.

¿Has sufrido decepciones?
Alguna que otra, claro. Cada disco que edito es una apuesta personal, creo que cada uno de ellos merece existir y que merece llegar a las manos de personas que lo vayan a apreciar. Es frustrante cuando esas personas no aparecen. En general, las peores experiencias han sido con medios de los que se llaman a sí mismos profesionales. Viven esto de una forma tan desapasionada y carente de interés, que es un verdadero insulto para quienes amamos la música. Pero hay excepciones. Y he de señalar que una de ellas es Elena, del programa Atmósfera. Es un placer tratar con ella: una profesional con alma de fanzinera, si se me permite la expresión.

¿Qué darías por ganarte la vida con esto?
Nada. No tengo el más mínimo interés. Yo ya tengo mi trabajo y mi rollo. Vivir esto como una forma de ganarse la vida compromete la esencia del riesgo, de ser libre, de guiarme más por el corazón que por el cerebro. Además, muchas de las personas que se quieren ganar la vida con esto son, en realidad, los menos capacitados, a todos los niveles, para hacerlo. No quiero ser un empresario, lo siento. Me interesa la música.



¿Qué tiene la música?
La pregunta sería qué no tiene. Creo que es un vehículo de expresión supremo, vehículo de ideas, sensaciones, ambientes. Es una red de intercambio personal y social. Siempre digo que para los melómanos resulta tan difícil hablar de la música como para el pez lo sería hablar del agua, o para nosotros el aire que nos rodea.

¿Ser minoritario es una obligación o un placer? ¿Es una decisión voluntaria u obligatoria?
Ser minoritario es la base. Habrá quien se lo tome como un punto de partida para lograr otras cosas, y habrá quien se sienta a gusto en ese lugar. Ser masivo no es sinónimo ni de éxito, ni de relevancia, ni de calidad. En mi caso, supongo que ser minoritario es una consecuencia de la música poco convencional que elijo publicar, y también un imperativo para que las cosas no se me vayan de las manos y pueda hacer siempre lo que quiero sin presiones de ningún tipo (ver la pregunta sobre ganarse la vida con esto).

¿Qué hace a tu sello único? ¿Qué lo caracteriza?
Ultimas ediciones
Sin pecar de falsa modestia, creo que lo que hace especial a Truco Espárrago es que, dentro del ámbito ruidoso (con las múltiples formas que puede adoptar el ruido), publico material poco convencional y a un tiempo muy diferente entre sí. Ahora, que eso haga al sello único... es otro cantar. No me preocupa ser único. Me interesa más hacer lo mío.

Formatos favoritos a la hora de editar.
Si te digo la verdad, no tengo un formato predilecto. He editado CDr, cintas, vinilo de siete pulgadas, CD... Creo que cada disco demanda su formato. A veces lo proponen los grupos, otras veces yo. A veces depende de lo que me puedo permitir en el momento, de lo diminuta o pequeña que vaya a ser la tirada... Lo que me importa es la música, más que el formato. A veces veo una tontería con los formatos que me repatea bastante... Con que sea algo que pueda tener en las manos, me conformo.

Discos favoritos que has editado.
Pues les tengo mucho cariño a todos, claro. Pero te diría que, del principio, me siento muy orgulloso de "Sindicato De La Defensa Archivos Vol.1: Abandone Toda Esperanza Quien Entre Aquí" y de "Sindicato De La Defensa Archivos Vol.2: Actuaremos Como Una Manada De Lobos", creo que ambos me marcaron un camino a seguir, y fue una gran satisfacción promocionar la música tan increíble que hizo toda esta gente. El "Ella Está Llena De Gracia" de Fasenuova salió muy bien, es un disco muy fuerte, a todos los niveles, musical y estético. Ha sido increíble poder editar la cinta compartida de Generic Death y Varunian, porque son gente a la que sigo y con la que tengo relación desde hace mucho tiempo. El "A Tumba Abierta" de Desguace Beni fue una experiencia muy bonita, como todas con los Peláez. Me gusta mucho como quedó la arriesgada cinta de Mubles y Grassa Dato. De los reciente, me parece un honor haber podido editar trabajos como el "Cilíndros De Cera @ Trendelenburg 2.3." de Irísono, el "A Las Puertas Del Ruido" de Fasenuova, o el "Psychedelic Apocalypse" de Matatus.



¿Qué te inspiró a la hora de crear el sello?
Creo que me ayudó mucho el hecho de haber estado en dos sellos a finales de los 90: Homer Records y El Cerebro de la Destrucción. A partir de ahí, creo que muchos de los sellos DIY que hay en este momento en el estado le debemos un gran reconocimiento a R.O.N.F. Records, un sello de Las Palmas de Gran Canaria que dignificó los formatos artesanos, lo mismo que Afeite al Perro (Madrid), que edita unas cintas preciosas. Me gusta mucho At War With False Noise (UK), porque en cierta forma hace lo que yo pretendo hacer: edita cosas muy diferentes entre sí, lo mismo sludge doom, que power electronics, que black metal, que noisecore, que electrónica experimental... También me gusta Silvox Recordings (USA) que edita cintas muy diferentes (desde folk a industrial) pero manteniendo una línea conceptual de artwork continua. Hay muchos más: Odio Sonoro, Mattoid Records, Artillería Pesada, Marbre Negre, Fuck the Bastards, Gradual Hate Records, Cadaveric Emphysema…

¿A qué sello le hacemos la siguiente entrevista?
Pues mira, puedes hacérsela a Discos Fractales. Es un sello bien majo que lo lleva una persona más maja todavía, que no sólo edita unos disquitos bien bonitos y gordos, si no que también hace y distribuye cosas como cajas de muerto, cuadros simétricos o parches anticiudad. Además, es el sello hermana de Truco Espárrago.

Toda la información del sello aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada