miércoles, 19 de marzo de 2014

La cinta de mi padre

Lo de acumular viene de familia. Desde siempre recuerdo mi casa llena de libros, y me chocaba cuando iba a una en la que no había ninguno. De pequeño recuerdo a mi padre coleccionando sellos, comprando álbumes para colocarlos después de meterlos en unas funditas con una cara negra adhesiva y otra transparente, consultando el catálogo. Después los vendió todos y se pasó a las monedas, mi hermano y yo éramos más grandes y echábamos una mano. Monedas de España, y ahí estábamos con la lupa revisando duros de Franco a ver qué numerito traía dentro de la estrella, las pesetas, del 53 o del 66, y vuelta a mirar dentro de las estrellas. Haciendo marcas en el catálogo de lo que íbamos consiguiendo. A la vez, mi hermano y yo coleccionábamos llaveros, pegatinas y todo lo que se nos pusiera por delante, libros de Elige Tu Propia Aventura, de Alfred Hitchkock Y Los Tres Investigadores...
Lo mejor es que creo que todo eso me ha hecho una persona meticulosa, cuidadosa con los objetos que me gustan, nunca se ha visto en mi casa un disco dentro de la funda de otro, ni un CD colocado torcido dentro de su caja.
También tenía mi padre muchas cintas de cassette, algunas recuerdo que las escuchábamos mucho, Los Relámpagos, Ramón Calduch, The Platters... De todas, siempre hubo una que me encantó, que he llevado siempre conmigo, que ha ido a todos los sitios en que he vivido, nunca la he dejado atrás. Una cinta que es una obra maestra del pop, o del folk, que se diría ahora. Es esta:


Sudamérica de Los 3 Sudamericanos, aquí les dejo un par de temas para que los disfruten. Feliz día del padre.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada